Noticias

EL TSJP RECIBIÓ AL MINISTRO GENARO DAVID GÓNGORA PIMENTEL

Domingo, 7 de Abril de 2013

El Tribunal Superior de Justicia del Estado de Puebla (TSJP), recibió la visita del Ministro, Genaro David Góngora Pimentel, quien impartió la conferencia Magistral “Reforma Constitucional en Materia de Amparo”, en el Aula Magna del Palacio de Justicia, donde afirmó que el Juicio de Amparo se seguirá siempre a la instancia de la parte agraviada.

Al evento acudieron Magistrados, Jueces, litigantes y estudiantes de Derecho, encabezados por el Presidente Magistrado del TSJP, Roberto Flores Toledano, quien agradeció la visita del Ministro Góngora Pimentel, y resaltar la importancia de sus estudios materia de Amparo y su aportación en la impartición de justicia.

Genaro David Góngora Pimentel, es autor del libro “Introducción al estudio del Juicio de Amparo”, en el que aborda los temas que han detenido los avances en esta materia.

Expuso que uno de los problemas que se presenta en la actualidad es el definir el Interés Legítimo, como elemento de la acción de amparo.

De acuerdo con el Artículo 4° de la Constitución Política abundó el Ministro en retiro Genaro Góngora, todos los individuos tienen derecho a vivir en un medio ambiente sano, como punto primordial.

Indicó que el Artículo 107 Constitucional se establece el interés jurídico e interés legítimo, que dice que el Juicio de Amparo se seguirá siempre a la instancia de la parte agraviada, teniendo tal carácter quien aduce ser titular de un derecho, o de un interés legítimo individual o colectivo, son también intereses jurídicamente protegidos.

No obstante, consideró que la jurisprudencia es imprecisa, ya que las normas en cuestión tutelan intereses de una colectividad que carece de personalidad jurídica sin otorgar derechos subjetivos a sus integrantes, en el entendido en que la afectación individual sólo podrá darse en la medida en que se forme parte de una colectividad interesada, pues de lo contrario se estaría en presencia de un interés jurídico o simple, lo cual no hace más que complicar el problema.

Señaló que la Reforma Constitucional tiene algunas aspectos que han sido aplacibles, incluso en los medios de comunicación, como es la propuesta de ajustar el principio de relatividad de las sentencias de amparo, señalando que las sentencias además de ocuparse de individuos particulares, también lo hace respecto de personas morales, privadas o sociales.

Asimismo, dijo que la sentencia que se pronuncie en los Juicios de Amparo sólo se ocupará de los quejosos que lo hubieren solicitado, limitándose a ampararlos y protegerlos en el caso especial sobre lo que versa la demanda, lo cual ha sido muy aplaudido.

Pero el problema es que la Ley no será aplicable a normas generales en materia tributaría que es donde se necesitaba, subrayó Góngora Pimentel, luego de agregar que esto permitirá que el Estado siga dictando sentencias que puedan ser inconstitucionales, sin que los amparos sirvan a todos los demás que estén en esos supuestos.

Finalmente, lamentó que el Artículo 100 Constitucional no se hubiera tocado, aun cuando era necesario, ya que al establecer que las decisiones del Consejo sean definitivas e inatacables, salvo los que afecten el derecho de personas ajenas al Poder Judicial de la Federación, las que sean de materia laboral y las que se refieran a la designación, adscripción, cambio de adscripción, ratificación y remoción de magistrados y jueces , las cuales solo podrán ser revisadas por la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN).


Kioscos Virtuales